8 consejos claves para concentrarse en un examen

Las pruebas escritas o exámenes, suelen ser un gran reto para la mayoría de los estudiantes; y es que, entre el estrés, las horas largas de estudio y las ganas por aprobar, resulta lógico. Para poder tener éxito en un examen, debes concentrarte muy bien; por ello, te ofrecemos 8 consejos claves para concentrarse en un examen.

  1. Preparación previa al examen

La preparación antes del examen será un punto clave para que puedas concentrarte y tener éxito. Si has estudiado y profundizado en cada tema que saldrá la prueba; será mucho más fácil que tu cerebro se enfoque en buscar las respuestas del examen.

Además, teniendo conocimientos previos, aumenta tu nivel de confianza durante la prueba; lo que eliminará el miedo y permitirá que creas en ti, sintiéndote preparado y enfocado.

Para prepararte correctamente, puedes utilizar diferentes técnicas de estudio: resúmenes, esquemas, grabaciones, repeticiones o lo que sea que te funcione a ti.

  1. Duerme bien la noche anterior

Para un estudiante, cada minuto cuenta para repasar y estudiar; por lo que es muy común desvelarse la noche antes del examen. Sin duda, es uno de los peores errores que puedes cometer, porque tu cerebro estará cansado; y, además, tu cuerpo entero estará fatigado.

Muchas veces puede que no sientas que te afecte, sin embargo, si lo hace y mucho. Será más difícil para ti concentrarte o recordar algo de lo que has memorizado; por ello, mejor duerme bien la noche anterior.

Al asistir descansado a la prueba, podrás pensar con mayor claridad, te sentirás con energía y podrás concentrarte correctamente.

  1. Aliméntate bien

Alimentarte bien es completamente esencial para poder concentrarte en tu prueba; y es que mediante la comida tu cuerpo recibe los nutrientes que tanto necesita para funcionar correctamente.

Si no comes antes del examen, tu cerebro no podrá trabajar correctamente e incluso, puedes sentir algo de debilidad. Por el contrario, si te alimentas bien antes de la prueba con fruta, proteína y carbohidratos; será más fácil que tu concentración y memoria trabajen al máximo.

Muy importante: ¡No dejes de desayunar! Sin el desayuno, será imposible que tengas la energía que necesitas para concentrarte y destacar en tu examen.

  1. Ten sobre tu escritorio todo lo que necesitas

A la hora de hacer el examen, es necesario que tengas sobre tu escritorio todos los elementos que necesitas. Para ello, necesitas organizarte antes de entrar y anotar que es lo que necesitas: lápiz, marcadores, sacapuntas, borradores, resaltadores, hojas, escuadras etc.

Incluso, si puedes sacar alguna información de apoyo o elemento portátil; es vital que el lugar de presentaras. Teniendo todos los implementos para presentar el examen, te sentirás con mayor confianza para presentar; y así, podrás enfocarte en tu examen.

alumna realizando exámen

  1. Responde primero lo que sabes

Es muy común que los estudiantes quieran responder todos los exámenes en el orden en que están plasmados y ¡es un grave error! Si no te sabes alguna de las primeras preguntas, será muy fácil que no puedas avanzar durante el examen; además, aumentará tu nerviosismo al ver que el tiempo transcurre.

Lo más adecuado es que comiences a leer las preguntas del examen y vayas respondiendo todo lo que te sabes; así aumentará tu nivel de confianza, podrás aprovechar muy bien el tiempo.

Mientras vayas recordando la información, también puede que encuentres la solución de las preguntas que aún no respondes. Esto te permitirá concentrarte en tu examen y aprovechar tu tiempo.

  1. No mires a los lados

Mirar a los lados, sin duda, puede desconcentrarte de una manera increíble. Cuando miras hacia tu alrededor, te desenfocas del examen que estas presentando y; además, puede que te sientas intimidado o nervioso al ver que tus compañeros se inspiran respondiendo.

Evita fijarte en los demás y que tanto hacen porque, te aseguro, te hará desconcentrarte; y puede que empieces a dudar de que tus respuestas son las correctas.

  1. Encuentra tu técnica de relajación

Si te sientes muy estresado, temeroso o nervioso, es vital que apliques alguna técnica de relajación. Todos tienen diferentes maneras de calmarse, por lo que puedes probar cosas que te funcionen: respirar profundo, pensar en un momento que te haga feliz y atraer pensamientos positivos.

Sea lo que sea, asegúrate que te funcione para que así, dejes de lado el estrés y puedas concentrarte correctamente.

  1. ¡Confía en tus capacidades!

Y, sobre todo, la mejor manera de concentrarte y alcanzar el éxito en tu prueba es confiando en ti. Confía en todo lo que te preparaste, en tu esfuerzo y en todo lo que eres capaz de hacer ¡tú puedes hacerlo!

La confianza es tu mejor aliado, así que, procura confiar plenamente en ti.

Aplica todos estos consejos y verás como podrás concentrarte con mayor facilidad en los exámenes.

Deja un comentario